Archivo

Posts Tagged ‘Sartre’

Notas sobre el Existencialismo

El Existencialismo

Edwin Leonel Córdova Reto

El texto que tienen a continuación son un conjunto de datos esquemáticos sobre el Existencialismo. En este escrito no encontrarán análisis profundos, sino solo la exposición de parte de lo que se viene en este blog. Les comento que este esquema lo redacté para explicarle la corriente del existencialismo a mi hermano menor para su curso de Introducción a la filosofía en su universidad.  Muchas gracias y suerte en la lectura.

1. Origen

El existencialismo tiene su origen en la búsqueda de la persona, esta búsqueda se intensifica después de las guerras mundiales que atormentaron a nuestro planeta. Pero el pensamiento existencialista guarda unas raíces más profundas, es por esto que también voy a mencionar a su fundador espiritual, es decir, el pensador del cual se desprende con el tiempo la importancia de la vida particular, de la existencia; y cuya doctrina inspiro a los posteriores pensadores existencialistas, me refiero a Kierkegaard.

a)    Kierkegaard

La filosofía de Kierkegaard aparece como verdad, una verdad que solo se constituye plenamente como tal al convertirse en vida como experiencia reveladora de la misma verdad teórica.

Kierkegaard buscar alcanzar una existencia verdaderamente humana. Su filosofía no es un sistema .En cada idea se encuentra toda su doctrina, todo su pensamiento. Su filosofía es espiritual, el se considera un autor fundamentalmente religioso .La verdad que busca es verdad de y para  la vida. Su nivel más alto, más prefecto es la vida.

Se opone a Hegel; la razón abstracta no puede aprehender mediante sus conceptos la existencia que es lo único verdaderamente real. Toda la realidad es particular y lo universal carece de existencia. La existencia es el reino de la libertad y la contingencia. En este sentido Alfredo Cruz Prados dice que para Kierkegaard “no basta solo el pensamiento, porque el autentico problema no es abstracto ni ideal, sino real y concreto: mi existencia. De nada me sirve el conocimiento de lo infinito, porque ello no me revela cosa alguna de mi existencia real.” (1)

Si los problemas verdaderos son reales y concretos, entonces vemos en Kierkegaard el nacimiento de una filosofía de la existencia. La verdad no esta para que sea conocida sino para estar en ella, es decir, en la propia existencia, en la existencia humana. Para Kierkegaard existir es existir ante Dios.

Kierkegaard

Kierkegaard

b)    Guerras mundiales.

La filosofía de Kierkegaard no fue tan conocida fuera de su país. Pero fue esta filosofía la que puso las bases de pensamiento existencialista.

El existencialismo surge como reacción de las guerras mundiales, buscando  crear una nueva concepción del mundo. “La dolorosa experiencia de las dos guerras propicio un clima de pesimismo y desencanto, de desilusión y desengaño, los ideales, valores y normas parecían derrumbarse a la vista de su ineficacia, dando paso a un nuevo anhelo de libertad y de vida.”  (2)

No se ve al hombre como un ser abstracto, ni como una variable o número que puede ser contado como baja en el campo de batalla. Se reacciona ante la frialdad de la muerte, ante el razonar de lo abstracto de un mundo que es casi irracional en que se debe dar preferencia a cada vida, a cada existencia pero cada existencia es una realidad compleja que merece atención.

La soledad de la guerra puso al hombre con lo más propio  de sí mismo, su propia existencia.

La soledad de la guerra puso al hombre con lo más propio

de sí mismo, su propia existencia.

2. Concepto

“Proviene del latín existentia, que significa existencia.” (3), es una corriente irracionalista de la filosofía contemporánea aunque propiamente no es una filosofía sino un pensamiento, una cultura irracional.  Lo de irracional significa que se opone al racionalismo, no significa que carezca de la razón, sino que no es su prioridad. La prioridad del existencialismo, aunque parezca obvio, es la existencia, es decir, la experiencia, lo particular.

El hombre aparece como un ser nunca acabado, en continuo realizarse. La “vida no nos ha sido dada hecha, sino que tenemos que ir haciéndonosla nosotros mismos, ganándonosla.” (4) Ante el hombre se abre un abanico de posibilidades, posibilidades que conforme se van cumplimiento van anulando a las otras opciones que existían convirtiéndolas en imposibilidades. Esto es factible porque ante ellas puedo decidirme, elegir. “El problema de la elección y el de la libertad que tal supone van a remitirnos a otros dos, claves en la analítica existencial: la responsabilidad y la finitud.” (5) Esto es debido a que un hombre que la libertad nos permite elegir, y esa elección es sumamente importante porque termina recayendo en nosotros mismos, mejor dicho en el mismo sujeto que elige, por ello es que cada elección conlleva el ánimo de responder de las consecuencias que conllevan nuestras decisiones, es decir, actuar con responsabilidad. Y la finitud, significa que solo tenemos una vida, y que no somos eternos, que debemos aprovechar nuestros instantes, nuestra vida.

ser nada

El problema del existencialismo es la existencia,

la cual se encuentra entre el ser y la nada.

3. Autores y tipos de existencialismos.

Existen diversos autores existencialistas, algunos hasta rechazan este calificativo. Pero principalmente tienen en común el darle importancia a la existencia del hombre abandonando la idea del hombre abstracto y concentrándose en el hombre siendo en el mundo.

Estos pensadores se dividen en dos grupos: los existencialistas ateos y los cristianos.

a. EXISTENCIALISMO ATEO

El existencialismo ateo hace referencia a la exclusión de cualquier creencia transcendental, metafísica o religiosa desde un pensamiento filosófico existencialista. El existencialismo ateo no puede nunca compartir elementos.

El existencialismo ateo confronta la ansiedad por la muerte sin apelar a la esperanza de ser alguien salvado por dios. Si el hombre, tal y como el existencialismo lo concibe, es indefinible, es porque al principio no es nada. Solo después será algo, y él mismo habrá hecho lo que será. No existe la naturaleza humana, ya que no hay un dios que la conciba. Un existencialista ateo está condenado a la soledad, debido a que no tienen un origen donde dirigirse.

soledad

La soledad en el mundo es el producto

del existencialismo ateo.

Los principales pensadores de esta corriente son:

Jean-Paul Sartre.- La novela La náusea es, en varios aspectos, un manifiesto del existencialismo ateo. Sartre trata con un investigador desanimado (Antoine Roquentin) en un pequeño pueblo francés, donde se vuelve consciente del hecho de que la naturaleza, así como cada objeto inanimado es totalmente indiferente hacia él y su atormentada existencia. Además, se ven externos a cualquier “significado” humano y ningún humano puede ver nada significativo en ellos.

Jean-Paul Sartre

Jean-Paul Sartre

Albert Camus.- escribe de dualismos: entre la felicidad y la tristeza, la vida y la muerte. En El mito de Sísifo, este dualismo se vuelve paradójico ya que los humanos valoran mucho su existencia cuando al mismo tiempo son conscientes de su mortalidad. Camus cree que es propio de la naturaleza humana tener la dificultad de reconciliar estas paradojas y sin embargo, cree que la humanidad debe aceptar lo que llama el absurdo.

Por otra parte, Camus no es estrictamente un existencialista ateo ya que la aceptación del absurdo no permite el planteamiento de la existencia o inexistencia de un dios. Propiamente es un existencialismo agnóstico, lo cual para algunos autores es otra rama independiente del existencialismo.

Albert Camus

Albert Camus

b. EXISTENCIALISMO CRISTIANO

Se evidencia por establecer una relación con lo trascendental.  Una relación con Dios y no sentirse abandonado ni desamparado en el mundo.

dios

Dios creador nos tiene en sus manos

y solo existimos ante Él.

Existen diversos pensadores entre los cuales destacan:

Karl Jaspers.- Los comentaristas frecuentemente comparan la filosofía de Jaspers con la de su contemporáneo Martin Heidegger. De hecho, ambos buscaron explorar el significado del ser y la existencia.

Para Jaspers, el término existencia denominaba la experiencia indefinible de libertad y posibilidad; una experiencia que constituye el auténtico ser de los individuos que son conscientes de “las situaciones límite” al confrontar el sufrimiento, los conflictos, la culpa, el azar y la muerte.

Aun cuando él rechazó doctrinas religiosas explícitas, incluida la noción de un Dios personal, Jaspers influenció la teología moderna a través de su filosofía de trascendencia y los límites de la experiencia humana. Las tradiciones del Cristianismo místico influenciaron a Jaspers de forma considerable, particularmente Meister Eckhart y Nicolás de Cusa. También mostró interés activo en las religiones de Oriente, particularmente el budismo.

 Karl Jaspers

 Karl Jaspers 

Gabriel Marcel.- A diferencia de otros existencialistas, hizo hincapié en la participación en una comunidad en vez de denunciar el ontológico aislamiento humano. No sólo expresó estas ideas en sus libros, sino también en sus obras de teatro, que presentaban situaciones complejas donde las personas se veían atrapadas y conducidas hacia la soledad y la desesperación, o bien establecían una relación satisfactoria con las demás personas y con Dios.

En cuanto a la familia, Marcel tras reflexionar en su experiencia de temprana muerte de su madre, afirmaba que la familia era una especie de símbolo de una realidad personal mucho más rica y profunda donde el amor recíproco y la mutua donación son la base o fundamento. En ese mundo, el niño ve un refugio de recuerdos felices donde vuelve cada vez que hace falta. En el caso de los que morían hacía notar al mismo tiempo su lejanía (ya no están) y su cercanía (la nostalgia).

 Gabriel Marcel

 Gabriel Marcel

Jacques Maritain.- Formado en la escuela de Lovaina del cardenal Mercier, empapado en las mejores esencias aristotélico-tomísticas y conocedor profundo de las nuevas orientaciones ideológicas, llegó a ser uno de los principales representantes del neoescolasticismo, cuyos principios aplicó, dentro de la más estricta ortodoxia, a la solución de los problemas modernos. Sintetizó en torno al realismo tomista, la escolástica, las concepciones del iusnaturalismo o derecho natural de Francisco de Vitoria y Hugo Grocio, la doctrina católica, el existencialismo y el vitalismo. Consideraba que la realidad se podía conocer por la ciencia, la filosofía, el arte o la revelación, por lo que no desdeñó los trabajos puramente metafísicos y epistemológicos.

“Maritain sabe asir el alma de su problemática, que es el reconocimiento de la subjetividad existencial de cada una de las personas, que en su existencia individual, y es una novedad absoluta, porque Dios no se repite y no recorta las existencias de las esencias. Así, el filósofo recupera de la tradición tomista del Gaetano y de Giovanni di San Tommaso, la noción de subsistencia y llega a afirmar, que la filosofía de santo Tomás es un verdadero existencialismo. La persona es su subjetividad, capaz de autoconocimiento y de autodeterminación y no resolvente en el flujo existencial y fenoménico de la historia y del devenir.” (6) Así, Maritain revalora la religiosidad trágica del existencialismo existencial, contra el pesimismo radical del existencialismo académico. Le da preferencia al ser humano en cuanto existente como tal y desvincula al ser humano existente académicamente en el pensamiento de los existencialistas ateos. De esta forma relaciona al hombre con Dios, púes de él proviene la existencia, y solo ante Dios se existe.

Jacques Maritain

Jacques Maritain

4. Criticas

La pérdida de un verdadero existencialismo cristiano.  Debido a que la sociedad se ha dejado influir por un existencialismo ateo – agnóstico.

El ser humano ha perdido la relación con Dios y se ha quedado abandonado a la contingencia, a lo cambiante, sin un sentido de lo trascendente.

En la sociedad ha calado hondo el existencialismo en su vertiente más negativa debido a que existen conflictos, individualismos y diversos tipos de vicios, por ejemplo la droga, el alcoholismo que lo que buscan es desprender al hombre de la comunidad y colocarlo ante la nada de una manera tal que su existencia se define en la maldición del elegir, y muchas veces eligen morir.

La elección última debe ser respaldada en la responsabilidad y por lo tanto no olvidar que toda elección implica responsabilidades y el ser humano tiene una responsabilidad consigo mismo, que es colocarse ante Dios, toda búsqueda personal es una búsqueda de Dios.

Se debe valorar al hombre de tal manera que cada decisión nos lleve a lo trascendente y no sentir que estamos condenados a elegir, por lo contrario estamos bendecidos al elegir, porque eligiendo responsablemente somos capaces de estar ante Dios.

llegar a dios

El hombre es capaz de llegar a Dios

 a través de sus decisiones.

BIBLIOGRAFÍA Y PÁGINAS WEB

(1) Cruz Prados, Alfredo. Historia de la Filosofía Contemporánea. [2da Edición]. Editorial EUNSA, Pamplona: 2005. Pág. 80

(2) Ibíd. Pág. 165

(3) Diccionario Filosófico Rosental.  Ediciones Universo, Argentina 1973.

(4) Enciclopedia GER. http://www.canalsocial.net/GER/enciclopedia.asp

(5) Ibíd.

(6) http://www.humanismointegral.com/